Smiley face

El Casal Santa Eulàlia fue una de las fincas más importantes del norte de Mallorca. La primera vez que se menciona la existencia del Casal en archivos históricos fue en el año 1242 cuando formaba parte de las posesiones del conde de Ampurias. En este siglo la finca de Santa Eulàlia era conocida como coto de caza.

En el Casal Santa Eulàlia se encuentra una mezcla de diferentes estilos arquitectónicos, como consecuencia de las diferentes extensiones que fueron añadidas a lo largo de los siglos y de los diferentes usos que se hacían de ellas. Hoy en día es precisamente esta mezcla la que crea un ambiente único e inimitable. Destacar el hermoso patio central que sirve como nexo de unión entre las diferentes alas de la edificación y dónde aun se puede admirar un reloj de sol original que data del siglo XIII.

En el siglo XV las tierras de Santa Eulàlia contaban con más de 3000 hectáreas y se extendían hasta las playas de Can Picafort y Muro, en la bahía de Alcudia.

En el siglo XVIII la finca fue transformada en un convento de la orden de “Santa Catarina de Sena”, antes de pasar a ser propiedad del Gobierno. En el siglo XIX fue transformada en cantera de Mares. Aún se pueden observar parte de las antiguas canteras alrededor de la piscina principal y en la zona de los aparcamientos.

El Casal Santa Eulàlia fue completamente restaurado por sus actuales propietarios en el año 1997. Durante su reconversión se intentó preservar, en la medida de lo posible, los detalles arquitectónicos originales y dotar al edificio de un carácter especial.