El parque natural de la Albufera, los restos arqueológicos de Son Real, las playas de la bahía de Alcúdia, el cabo de Formentor, las cuevas de Artà o los restos fenicios de Son Bauló son algunos de los puntos de visita obligada. Los pequeños pueblos del interior que nos rodean mantienen todavía el encanto de la vida tranquila y descubren al viajero los secretos de su cocina tradicional.

El Parque Natural de S’Albufera de Mallorca es una zona pantanosa, con una extensión aproximada de 2.580 Ha. y un perímetro de unos 32 kilómetros. En esta zona la vegetación predominante es el cañizo y la cesquera (chamiza), que antigua-mente se aprovechaban para alimentar al ganado, entre otros usos. La fauna que vive en la Albufera de Mallorca es tan abundante como diversa. Sólo de aves, hay unas 230 especies que nidifican o pasan temporadas en este espacio natural protegido. Cabe destacar la foja, el ánade real, el avetorrillo, la cigüeñuela, el flamenco y la garza

La zona noreste de Mallorca, donde nos encontramos, es además una de las áreas más apreciadas para practicar cicloturismo o deportes acuáticos

Disponemos también de tarifas especiales para disfrutar de los campos de golf en nuestros alrededores.

El club de golf Alcanada con espectaculares vistas se encuentra a tan sólo 15 km del hotel. Otras opciones serían el campo de golf de Capdepera o Pula Golf.

  • Fecha de llegada 
  • Fecha de llegada
  • Fecha de salida
  • Fecha de salida
  • Adultos
    Niños 2-12
    Bebes 0-2
  • Nº habitaciones